BLOG

BLOG

El artista leonés Esteban Tranche en la inauguración de su instalación en diciembre de 2016 en el Palacio Don Gutierre. | DANIEL MARTÍN / La Nueva Crónica

Esteban Tranche: “No sé si pintar es lo que me ha obligado a viajar o precisamente porque viajo pinto”

ARTE CONTEMPORÁNEO / El artista leonés regresa a la galería Ármaga casi siete años después de su última exposición individual en León en este mismo escenario, al que acude en esta ocasión con la muestra ‘Errantes’

Por JOAQUÍN REVUELTA
Publicado en La Nueva Crónica de León, el 3-3-2018

Hacía siete años que Esteban Tranche no exponía en la capital leonesa, si exceptuamos la instalación que llevó en diciembre de 2016 al Palacio Don Gutierre. Este histórico del arte contemporáneo leonés regresa a partir de hoy y hasta el próximo 7 de abril a la galería de arte Ármaga –el mismo escenario donde tuvo lugar su última muestra– para presentar una selección de pinturas perteneciente a la serie ‘Errantes’, todas ellas realizadas en los últimos tres años.

El artista de Armunia recuerda que hace casi siete años, mientras exponía en Madrid, Asunción le cursó la invitación para que mostrara su obra en la galería leonesa. «Desde entonces no he vuelto a exponer en León porque ya no tengo edad para ir por las galerías pidiendo que me cedan el espacio para exponer mis cuadros. Si me lo ofrecen, yo encantado. Marga me recordó que habían transcurrido ya siete años desde la muestra anterior y que era un buen momento para regresar», recuerda Tranche, que reconoce que los veteranos como él no lo tienen tampoco fácil para exponer y pone el ejemplo del pintor andaluz José Guerrero, que fue el único artista español que estuvo presente en la inauguración del MoMA de Nueva York y que le dijo una vez que en Estados Unidos podía exponer en parte por estar casado con una americana y en España también por el estímulo de unos jóvenes artistas, pero en el resto de países tenía que acudir a los centros de arte con la carpeta debajo del brazo para enseñar sus obras y ya no tenía edad para eso. «Tenemos cierta facilidad en algunos entornos y en otros no», reconoce el artista leonés, que recuerda que a finales de 2016 realizó una intervención en el Palacio Don Gutierre donde mostró su faceta de escultor con una instalación a base de varillas de hierro. «No me considero escultor, aunque he hecho algunas cosas como esa pieza que considero son más dibujos en el aire que una escultura», dice Tranche.

En ese intervalo de tiempo Esteban Tranche ha intervenido en algunas exposiciones colectivas fuera de León, aunque no individuales, si bien se muestra encantado de que la colección de su galerista en Madrid, Evelyn Botella, haya sido adquirida por el Ayuntamiento de Málaga, que gestiona entre otras entidades la casa natal de Picasso o la sucursal del Pompidou en Málaga, con el compromiso de divulgar los fondos de la galerista ya retirada, a los que Tranche aporta alrededor de media docena de pinturas. «Éramos como dieciséis artistas y toda esa colección, fundamentalmente de arte contemporáneo español aunque hay también algún artista extranjero, se encuentra actualmente en Málaga, lo que para mí es un motivo de satisfacción», reconoce el veterano artista, que acude en esta ocasión a la galería Ármaga con una selección de cuadros de la serie ‘Errantes’. «No sé si pintar es lo que me ha obligado a viajar o precisamente porque viajo soy pintor. Pero me gusta la vida errante, gente que va de un lado para otro y a poder ser sin mirar atrás. Este es un concepto que me ha acompañado siempre», declara Esteban Tranche, que entiende la vida como «un caminar continuo».

Los cuadros que cuelga ya de las paredes de la galería Ármaga fueron realizados por el artista leonés durante los últimos tres años. «Estoy muy contento porque hay una pared que es una tira sin fin a modo de fotogramas de una película. Son veintinueve témperas de mediano formato y con apenas un centímetro de separación unas de otras», señala Tranche, que también quiere destacar la presencia de un díptico con motivo de un viaje que hizo a China en 2008 acompañando a una delegación de la Universidad de León. «La impresión de aquellos días dio como resultado esta obra que también he querido incluir en la muestra», destaca el artista, que reconoce sigue viajando a Madrid y a otras ciudades de gran vida artística y cultural, pues algo que le gusta sobremanera es ver las exposiciones de otros artistas.

Algunas de las obras de Tranche que ya cuelgan de las paredes de Ármaga. / LNC

Entradas por meses