BLOG

BLOG

La escultura moderna se cuela en la ‘Pulchra’ / Donación de Ármaga al Museo de la Catedral de León

Momento de la donación de la obra al Museo Catedralicio. Foto: CUEVAS.

La escultura moderna se cuela en la ‘Pulchra’

Una Virgen renacentista de Alejandro Vargas figura ya en la colección del Museo Catedralicio, donada por la galería leonesa Ármaga

Por MARCELINO CUEVAS
Publicado en Diario de León el 12/10/2018

La sala capitular de la Catedral de León fue el lugar elegido para la firma de la donación de una imagen fundida en bronce del artista leonés Alejandro Vargas, efectuada por la galería Ármaga, al capítulo contemporáneo del Museo Catedralicio, que en estos días celebra el XX aniversario de su inauguración.

El deán de la Catedral, Antonio Trobajo, destacó lo importante que es para el museo la incorporación de una escultura. «Hasta este momento —dijo— tenemos una gran cantidad de obras pictóricas, pero solamente un boceto del escultor Víctor de los Ríos que representa la figura de un obispo palentino de principios del siglo pasado. Pero ahora ya podemos sentirnos orgullosos de esta Virgen con el Niño que inaugura una nueva línea en el museo y esperamos que pronto se vea incrementada con nuevas donaciones».

Asun Robles y Marga Carnero, representantes de la galería de arte Ármaga, explicaron que ha sido algo «que veníamos pensando desde hace tiempo, pero que al celebrar nuestros veinte años con los artistas y los amantes del arte, decidimos que era el momento indicado para hacer esta donación».

Alejandro Vargas, nacido en León hace ya muchos años, es uno de los grandes clásicos de la pintura leonesa. Su exposición de 1961 en la sala de la Diputación Provincial, al lado de Manuel Jular, significó el primer acercamiento de la pintura leonesa al movimiento abstracto. Victoriano Crémer, en aquel tiempo pontífice máximo de la cultura leonesa, les atacó en sus escritos de manera furibunda. Desde entonces ha transcurrido mucho tiempo y se han sucedido muy diferentes etapas en la carreta de este magnífico artista hasta llegar a los crípticos paisajes de inspiración oriental y otros capítulos de una evolución pictórica que continúa.

Pues bien, la noticia en su momento fue que Alejandro Vargas se mostrara por primera vez ante el público como consumado escultor, una disciplina con la que este creador leonés ha sorprendido presentando una creación que ahora pasa a engrosar la colección del Museo Catedralicio. El artista fundió en bronce una espléndida obra en la que se representa una Virgen con el Niño de impecable factura neoclásica. Cuenta Vargas que en varios periodos se interesó por las posibilidades de la escultura pero que solo le ha dedicado ratos perdidos, cuando estaba cansado de pintar. Por ello no ha pasado de una etapa figurativa, no le ha dado tiempo a evolucionar como sucedió en su obra pictórica. «Aquí —dijo— he querido hacer un homenaje a los grandes creadores del Renacimiento».

Entradas por meses

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies